Skip to main content

News

Está preguntando la pregunta correcta?

Published: 10/08/2016
Los métodos basados en cuestionarios son un componente esencial para el armamentarium en investigación. El último número del Journal of Small Animal Practice presenta dos artículos en los que los autores los han usado para su trabajo.

Sajik et al [http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsap.12499/full] usaron cuestionarios para los propietarios para mejorar la recogida de datos en los seguimientos a largo plazo de los resultados funcionales de los perros posteriormente a las luxaciones traumáticas de codo. Moore et al [http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsap.12496/full] usaron un cuestionario para documentar patrones de cómo los veterinarios abordan los problemas espinales causados por herniación discal intervertebral aguda. Si está pensando en utilizar cuestionarios para su próxima investigación clínica, revise este artículo de Gerry Polton sobre la materia. Gerry es un RCVS y un Reconocido Especialista Europeo en Oncología Veterinaria, con base en North Downs Specialist Referrals en el Reino Unido y es Consejero Editorial en JSAP.

La investigación clínica requiere recoger datos, pertenecientes a la hipótesis o cuestión bajo investigación y el subsecuente análisis. Los científicos están todos familiarizados con la noción de los datos numéricos objetivos; nos envuelven a todos, todos los días- ritmo cardiaco, temperatura, PVC, ratio cardíaco vertebral. Lo que nos es tal vez tan familiar es la noción de que la respuesta a una pregunta puede representar otra forma de dato. Así mismo, el estudio del comportamiento humano, los patrones del pensamiento y motivaciones requieren datos en el formato de respuestas obtenidas. La investigación basada en los cuestionarios sostiene lo que podríamos llamar las ciencias blandas: psicología, ciencias sociales. En el siglo 21, estos medios ya no se consideran inferiores. La integración de estos métodos de investigación ‘blandos’ en ciencia veterinaria nos permite comprender elementos importantes de la clínica veterinaria que en otro caso quedarían fuera de nuestro alcance.

Asegurar que los cuestionarios consigan los datos pretendidos puede ser de hecho un reto. Como más claras sean las preguntas que realizamos, más significantes serán los resultados. Diferentes tipos de preguntas pueden ser necesarias para diferentes escenarios. Si el objetivo de un cuestionario es simplemente determinar si la adquisición de cierta información ha influenciado la decisión subsecuente, una pregunta cerrada será apropiada. Por ejemplo: leer esta editorial, le hace pensar en crear su propio proyecto de investigación basado en un cuestionario? Conteste sí si lo consigue y no si no lo consigue. Invitar a los entrevistados a dar más detalles puede difuminar la interpretación de los resultados y complicar el análisis. De todas formas, algunas personas pueden sentirse inseguras; las respuestas disponibles podrían haber fallado para generar datos que sean enteramente representativos de la población bajo investigación.

Si la intención del cuestionario es conseguir un rango de opiniones en una materia, una pregunta cerrada será deficiente. Limita las respuestas disponibles a esas que ya se han considerado en el cuestionario. En esta circunstancia, las preguntas abiertas son más apropiadas: ¿qué le ha hecho pensar el leer esta editorial? El que responde es entonces libre de proveer una respuesta de su propia construcción. El cuestionario continuará recogiendo información hasta que no se lleguen nuevas informaciones. Los investigadores deben estar alertados del impacto de la cuestión preguntada en las posibles respuestas de la persona que contesta. La construcción de una cuestión puede ser muy persuasiva; esto se describe como retórico. Pero incluso en cuestiones muy directas o no persuasivas, es un reto evitar ese sesgo.

Los cuestionarios nos pueden ayudar a comprender el cómo y el porqué de las decisiones que toman los propietarios de nuestros pacientes. Esta es una pieza importante en el puzle que nos permite conseguir los mejores resultados. Y qué tipo de cuestiones van a ayudarnos a comprender la primera línea en la clínica veterinaria práctica? Las preguntas abiertas o las retóricas?

Lea la editorial completa “Investigación clínica basada en los cuestionarios” por Gerry Polton.

 

concave-pink-white