El Examen Neurológico – La detección de enfermedades y déficits neurológicos y comienza con un examen minucioso

Los Dres. Carolyn Nye y Mark Troxel, DACVIM (Neurología), le conducirán a través de todos sus aspectos. Revise las complejidades del examen neurológico, desde la evaluación del estado mental al análisis de la marcha y el tono muscular.

Existen 5 secciones principales en el examen neurológico: estado mental, análisis de la marcha y postura corporal, nervios craneales, reacciones posturales y reflejos espinales y de retirada. Hay varias pruebas adicionales que no entran en estas categorías, como la evaluación del tono muscular y la atrofia muscular, el reflejo perineal y el reflejo cutáneo del tronco y la evaluación de la nocicepción y del cuello y / o dolor de espalda. Al igual que con el examen físico general, el examen neurológico debe llevarse a cabo de la misma manera cada vez para desarrollar una rutina y evitar errores. El uso de un formulario de examen neurológico es muy recomendable.

 

Estado mental

El estado mental del paciente debe ser evaluado mientras se toma la historia clínica y durante la visita. El paciente debe estar alerta y responder en todo momento. Las interacciones del paciente con los seres humanos y su entorno deben ser observadas, incluyendo:

  • Si el paciente está totalmente alerta y responde
  • Si el paciente tiene dificultades para orientarse en esquinas o espacios reducidos
  • Si el paciente camina en círculos
  • Si el paciente responde a su nombre

 

Análisis de la marcha y postura corporal

El análisis de la marcha y la postura corporal de manera temprana durante la evaluación es especialmente importante en los gatos que están nerviosos o estresados, ya que más tarde pueden negarse a caminar en el caso de analizar la marcha después de la exploración manual. Los perros deben caminar con una correa corta desde el observador, hacia y de perfil, idealmente sobre una superficie con buena tracción (por ejemplo, hormigón, hierba, pisos antideslizantes). La marcha debe ser observada para detectar signos de debilidad (paresia) o parálisis (plegia), ataxia y cojera. Al describir el paso, primero identifique si el paciente es ambulatorio o no ambulatorio, luego identifique qué extremidades están afectadas y el grado de debilidad. Por ejemplo, un perro con paraparesia no -ambulatoria es demasiado débil para caminar por su cuenta, pero retiene la respuesta motora voluntaria en los miembros pélvicos y es normal en los miembros torácicos. El paciente debe ser evaluado para ataxia (es decir, falta de coordinación). Existen 3 tipos de ataxia: propioceptiva, cerebelosa y vestibular. La ataxia proprioceptiva se caracteriza por arrastrar las patas en el suelo, nudillos, cruce o interferencia (es decir, las extremidades se golpean mutuamente al caminar). La ataxia vestibular se caracteriza por inclinarse o caer hacia un lado. Los pacientes con ataxia vestibular usan a menudo una pared para apoyo mientras caminan. La ataxia cerebelosa se caracteriza por dismetría (es decir, rango desigual y fuerza de cada paso), a menudo con hipermetría (es decir, una sobreflexión de los codos en las extremidades torácicas o las caderas / se doblan las extremidades pélvicas).

Global Brief-el boletín informativo global del Clinician's Brief ofrece una valiosa información para los lectores internacionales con artículos destacados, concursos de preguntas, videos y otros conocimientos prácticos. Global Brief se publica en colaboración con la WSAVA y es GRATUITO para los miembros de WSAVA.

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.